Circular de Teresa Romo a las Comunidades Educativas de los Colegios FEC

Deja que cada año nuevo encuentre una mejor versión de ti mismo.

(Benjamín Franklin)

Madrid, 9 de enero de 2018

A la Comunidad Educativa,

¡Feliz año 2018!

Estamos acostumbrados a decir expresiones tales como feliz año, feliz fin de semana..., sin pararnos a pensar en profundidad qué es lo que en realidad queremos desear a las personas. Sin embargo, desear felicidad a otros es lo mejor que podemos desear.

En la homilía del 1 de enero de 2018, solemnidad de Santa María Madre de Dios, el Papa Francisco nos ha lanzado la siguiente invitación: "Al inicio del año sentimos la necesidad de volver a comenzar desde el centro, de dejar atrás los fardos del pasado y de empezar de nuevo desde lo que importa".

Y el día de Epifanía nos dice lo siguiente: Con frecuencia en la vida nos contentamos con mirar al suelo: nos basta la salud, algo de dinero y un poco de diversión. Y me pregunto: ¿sabemos todavía levantar la vista al cielo? ¿sabemos soñar, desear a Dios, esperar su novedad, o nos dejamos llevar por la vida como una rama seca al viento?... Es importante no conformarnos con ir tirando, con vivir al día. Para vivir realmente se necesita una meta alta y por eso hay que mirar hacia arriba.

Cuántas veces hemos oído decir que los cristianos debemos ser un ejemplo de alegría para el mundo... Pero a veces las circunstancias, los acontecimientos, la vida misma se seca y uno se ve casi incapaz de ser ese referente o de encontrarlo. Provoquemos la felicidad desde una esperanza capaz de soñar, crear, crecer. Este es nuestro objetivo y el lema elegido este curso en nuestros centros educativos. Porque tenemos la certeza de que el Señor de la Vida siempre nos da motivos para provocar la felicidad en nosotros y en los demás.

Os invito en este año que empieza a no cansarnos de buscar esa razón para que la felicidad surja; para reavivarla si se ha hecho cenizas; para hacerla crecer de nuevo si se ha hecho añicos. Y ella nos impulsará adelante. Esta es nuestra herencia, conscientes de que sólo desde la com-pasión y el respeto pueden hacer los gestos que restauran y dan fuerza para seguir adelante y empezar siempre de nuevo desde lo que importa.

En nombre del Comité de Dirección y del mío propio os deseamos un Feliz año 2018; que El Señor nos bendiga y acompañe.

Un cordial saludo,

Teresa Romo, Rscj

Secretaria Ejecutiva

Categorías: